Síntomas

 

Todo pude esperarse de un perro de estrella, menos un acto que revele dignidad.

El perro de estrella está listo como un cerillo para apalear a un hombre indefenso, para bolsear a un borracho, para explotar a las prostitutas, para mentir, para arrastrase, para limpiar con la lengua las patas del poderoso; pero es inepto para el gesto viril, es incapaz de ver de frente a sus señores, ni siquiera sabe gruñir como el perro de cuatro patas.

Tan abyecto es el perro de estrella, que casi no quiero dar crédito a lo que acabo de ver en un mensaje telegráfico procedente de Seattle, Wash.

El tal mensaje asegura que trece perros, mejor dicho, que trece experros estrellados, porque con su conducta se han hecho dignos del título de hombres, se encuentran presos en la cárcel de dicha ciudad, por haberse rehusado a custodiar carros eléctricos que la compañía de tranvías quería hacer correr con motoristas y conductores esquiroles.

Y, afiáncense ustedes para no irse de espaldas, pues allá va otra sorpresa: según el mismo mensaje telegráfico, más de cien perros estrellados de la misma ciudad, han protestado contra el arresto de sus compañeros, y han formado una unión que ingresará a la American Federation of Labor.[1]

Me gustó la noticia, porque ella expresa la modificación que se ha operado en la mentalidad del pueblo, gracias a las condiciones insoportables que prevalecen en este momento, no sólo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo.

Cuando la misma perrada de estrella siente hervir en sus entrañas la rebeldía, es porque el volcán está próximo a hacer erupción.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 258, 28 de julio de 1917.

 



[1] American Federation of Labor (AFL). Asociación obrera fundada por Samuel Gompers en 1886. Su orientación política apuntaba hacia un sindicalismo conservador. Junto a los IWW y el Partido Socialista norteamericano, la AFL formó parte, entre 1905 y 1910, de una corriente de apoyo a la revolución mexicana, por lo que mantuvo una relación cercana al PLM. Al hacerse patente el carácter radical de la propuesta revolucionaria pelemista, esta central obrera rompió relaciones con la JOPLM y, en adelante, estrechó sus vínculos con el movimiento maderista. Durante la lucha revolucionaria mantuvo relación con la COM, a partir de que esta pactó una alianza con el gobierno de Venustiano Carranza. Al inicio de la Primera Guerra Mundial, promovió la conformación de una central obrera panamericana, controlada desde Estados Unidos, en la que México y el sindicalismo corporativo de la CROM cumplían con un papel estratégico.