Amapa, [Oaxaca,] 1 julio 23 de 1899

Señor don Enrique Flores Magón
México

Muy querido Enrique:
Dices que agradeces te mande saludos cuando escribo. No puedes imaginarte, por lo que a mi toca, el placer que me causa, si no de ver tus letras, porque ahora escribiste en máquina, si de ver tus conceptos transcritos en correcta forma en el papel, mi gran debilidad; el papel es para mi un ídolo y creo que no en un lejano tiempo, sea mi arma muy grande: el periódico.
            Yo lucharé en ese sentido y grande será la utilidad. Conozco a fondo el negocio. Es de porvenir y si tú quieres dedicarte, nada te costaría hacer tus ensayos. Estudia mucho, en caso de que te resuelvas, nada te costaría hacer tus ensayos: el buen periodista debe ser casi un omnisciente.
            Tu sueño es cierto; aunque ahora yo estoy estragado. Figúrate que nos pasamos más de ocho días sin comer nada de carne, porque nadie mata ganado. Sin embargo ya matarán reses y entonces me emparejo. Yo estaba ya muy bonito, también sin modestia como tú pones, muy coloradito y antojadizo para las muchachas. Ahora estoy amarillito y sin embargo me quieren “las costeñas.” Mucho te quiere.

El Cochinito. [Ricardo Flores Magón]

1 Ricardo Flores Magón (RFM) vivió, entre 1897 y 1900, en la región oxaqueña de la que provenía su familia paterna. En la población de Amapa, distrito de Mazatlán de las Flores, trabajó como contador en la “Compañía Siordia y Flores Magón, comerciantes, importadores, expotadores y comisionistas”. Su regreso a México debió darse a principios de mayo de 1900. En agosto de ese mismo año apareció Regeneración, con Jesús Flores Magón como director y RFM como administrador.