Amapa, [Oaxaca,] agosto 16 de 1899

Señor don Enrique Flores Magón
México

Muy querido Enrique:
En mi anterior me permito darte algunos consejos para pensar, es decir para saber pensar, y de ese modo dar al papel el pensamiento o pensamientos. Procura seguirlos que es el único medio eficaz que creo pueda haber para la confección más o menos mala de lombrices. Sobre todo lee mucho, pero lee con atención, buenas obras, porque si lees las malas que son las más, nada vas a aprender. Procura además definir tu estilo, es decir, la particularidad de tus obras, la diferencia que debe haber con respecto a las otras. Si escribes lo mismo que todos, procura dar carácter a tus escritos de manera que se distingan de todos los demás y entre sí tengan el mismo sello, igualándoles. En una palabra, forma tu estilo. Esto es lo más dificil y hay que procurarlo para no caer en la vulgaridad de los copistas.
            En la casa hay un tratadito muy claro de retórica y poética de Campillo y Correa 1 ; aprende bien ese librito que te puede servir de escalón.
            Lee mucha Historia, procurando investigar la influencia de unas civilizaciones para otras; las causas que han motivado determinados efectos, etcétera y de ese modo tendrás la filosofía de la Historia. La Historia General de Justo Sierra 2 es una obra muy completa y enseña a filosofar en la Historia. Es lo más importante de la Historia, su Filosofía.
            La Historia de México no la hagas a un lado.
            La Geografía es muy sencilla, basta con leerla atentamente.
            La Filosofía es difícil y no debes comenzar por ella como quieres; hay que preparar convenientemente el entendimiento. Comienza por la Historia, Geografía, Nociones de Ciencias Físicas y Naturales, Gramática Castellana y en seguida puedes entrar de lleno al estudio de la Filosofía, que es hermosísimo.
            Entretanto puedes ir ejercitando tu inteligencia en trabajitos literarios. No es mucho trabajo aprender con método como comprenderlas y ahora que no tienes la obligación de la escuela lo harás con facilidad. Yo deseo que aprendas para que no vayas a llegar a viejo hecho un ignorante. Eso sería malo. Y sobre todo, algo se pesca, sabiendo.
            Te quiere tu hermano,

Ricardo Flores Magón

1 Campillo y Correa, Narciso, Retórica y poética o literatura preceptiva, Madrid, Librería de la Viuda de Hernando y Cía., 1893.

2 Justo Sierra, Historia General. Manuel escolar destinado a la enseñanza preparatoria y normal, México, Oficina Tip. de la Secretaría de Fomento, 1891.