Amapa, [Oaxaca,] septiembre 24 de 1899

Señor don Enrique Flores Magón
México

Mi muy querido Enrique:
A guisa de apéndice a la cartita de mi Guachita de 16 del corriente, pusiste, por si no había yo recibido tu felicitación, una nueva, que te agradezco tanto como lo que me pusiste en la anterior.
            Pobre Guachita. Debe conformarse, que al fin no siempre he de estar afuera y lejos de la casa. Resignación, mucha resignación, y fuerza de voluntad.
            ¡Ah! si todo se hiciera como uno lo desea. Pero al fin hermanos, tenemos que conformarnos con lo que se recibe, aunque siempre se esté soñando con alcanzar nuevas y bellas cosas.
            Pueden alcanzarse; pero con trabajo, con fe, con constancia. Y los que desean alcanzarlas, en vez de desear la cosa misma, deben desear tener la fe y la consistencia, que por si solas, las cosas tienen que caer bajo nuestro imperio.
            Saluda cariñosamente a los amigos que me mandan saludos por tu conducto; y tú, Enrique, recibe el cariño de tu hermano.

Ricardo Flores Magón