[s.l.; s.f.]

[Práxedis G. Guerrero]
[s.l.]

Estimado correligionario:
Le adjunto unos nombramientos y en sobre separado le mando más hasta completar 18 que fue el número de cupones que mandó usted, unido a nosotros, ha de ayudar a la reconquista de las libertades patrias. Nos complace en verdad ver el empeño que toman por la causa. La patria, ya libre de sus odiosos tiranos, sabrá premiar los esfuerzos que hicieron sus hijos por libertarla.
            Recibimos el giro de express que se sirvió mandar. Hemos anotado todas las cuotas debidamente.
            El número 14 de Regeneración no lo hemos podido sacar por estar escasos de recursos. Para poder burlar las últimas persecuciones de la dictadura, tuvimos que gastar todo lo que teníamos. Pero con la ayuda de nuestros correligionarios muy pronto lo publicaremos.
            Si alguno de los miembros de esa H. Corporación no conoce el Programa del Partido Liberal, tenga la bondad de decírnoslo para mandarle algunos ejemplares.
            Conviene seguir trabajando con mucho ardor, y que la hora de la justicia nacional se aproxima rápidamente, pero con mucho sigilio, querido amigo, que los espías del gobierno mexicano no se enteren para que no entorpezcan nuestros trabajos.
            Reciba saludos de mis compañeros y míos. Quedo de usted afectísimo, amigo y correligionario.

Ricardo Flores Magón