Saint Louis, Missouri, septiembre 2 de l906

Señor don Gabriel A. Rubio
Douglas, Arizona

Estimado amigo:
Me refiero a sus gratas de 12, 17, 22 y 24 de agosto. Nosotros hemos recibido noticias muy contradictorias acerca de los señores [Manuel M.] Diéguez y [Esteban Baca] Calderón. Ojalá que pudiera usted informarse sobre el asunto. No sabemos a punto fijo si saldrán en libertad, ni que es lo que se trame contra ellos.1   
            En vista de las relaciones que cultiva usted con los militares de las Guásimas[, Sonora], la Junta acordó conferirle el cargo de delegado para avistarse con dichos militares, por supuesto con los que sean de la idea, para que se unan al pueblo el día que la Junta señale para el movimiento. Adjunto a usted el documento relativo para su resguardo.  
            Puede usted obrar en todas partes donde agentes especiales de la Junta no trabajen, pues no queremos que unos a los otros se estorben en las delicadas labores que tienen encomendadas. Lo que sí deben hacer los diferentes delegados es ponerse de acuerdo cuando lo crean conveniente sobre planes que estudien, pero sin invadir las jurisdicciones de unos y otros.
            Lo que la Junta se propone es que todos los que estamos decididos a trabajar por el bien de la raza mexicana y la libertad de la patria, estemos siempre de acuerdo, que no haya rencillas entre nosotros mismos y que caminemos unidos fraternalmente, a la causa de la libertad, a la conquista de la ansiada libertad. Así, pues, usted podrá trabajar en los lugares en que otros delegados no trabajen y todos los delegados pueden ponerse de acuerdo, si lo creen conveniente, para hacer planes generales. La Junta, después de haber recibido los planes de sus delegados, hará el plan general de ataque que será comunicado oportunamente.
            Muy bueno está que obre usted de la manera que lo ha hecho. La Junta espera que siempre sabrá usted honrar al partido y que procurará conquistarse en la historia el renombre de patriota y de buen mexicano. No deje usted de comunicarnos lo que haga por la causa, para estar continuamente informados.
            Sería bueno ir estudiando la manera de destruir la vía desde Hermosillo a Nogales[, Sonora]. La Junta necesita dinero para armas. Por falta de armas de muchos de los grupos ya comprometidos en el movimiento, se está retardando la revolución. La Junta toma en préstamo las cantidades que se le faciliten para armas, y dará recibos que serán reconocidos al triunfar la revolución.
            En espera de sus nuevas letras, quedo de usted amigo y correligionario

Ricardo Flores Magón

1 Tanto Manuel M. Diéguez como Esteban Baca Calderón, ambos miembros del PLM y fundadores del Unión Liberal Humanidad de Cananea, Son. fueron arrestados el 5 de junio de 1906 por su participación en la huelga desarrollada por los mineros de esa localidad a partir del 1 de ese mismo mes. Fueron recluidos en la cárcel de esa población y posteriormente conducidos a Hermosillo, Son., para ser juzgados. Declarados culpables de sedición y sentenciados a 15 años de prisión en 1909 fueron trasladados a la prisión de San Juan de Ulúa, Ver.