El Paso, Texas, octubre 15 de 1906

Señor Antonio de Pío Araujo
Naco, Arizona

Muy estimado amigo y correligionario:
Hace pocos días contesté a usted algunas de sus apreciables notas. He quedado enterado de sus trabajos sobre movilización de correligionarios. Considero que las personas que han enviado ustedes a la frontera no tienen a quién dirigirse. Lo conveniente es que se reúnan en varios puntos fronterizos, que se organicen y se internen con el fin de levantar gente y fortalecerse. Las personas que no tengan un punto determinado donde operar, es bueno que marchen a Del Río, Texas. Allí se apersonarán con el señor Pedro N. González, para que dicho señor procure presentarlos al correligionario Crescencio Villarreal Márquez, quien los organizará. No sé absolutamente nada acerca del paradero de los correligionarios Ascencio Soto, J[esús] M[aría] Rangel y Casimiro [H.] Regalado. Si sabe usted de ellos, avíseles que marchen a Del Río y se entrevisten con el correligionario Villarreal Márquez hablando primero con don Pedro N. González, pues el correligionario Márquez está oculto, y es necesario que los presente el señor González. Si los correligionarios Soto, Rangel y Regalado tienen preparado algún ataque, entonces que no vayan a Del Río, sino que obren sin tardanza a donde hayan dicho. ¿A dónde se dirigieron los tres hombres que despachó el correligionario [Pedro] Zúñiga? ¿Dónde están los siete hombres que despacharon a Mier, [Tamaulipas,] los correligionarios de Rangel? Se necesita saber del paradero de todos para obrar. El señor Amado Gutiérrez, aunque no tiene credencial en forma, puede obrar. ¿Dónde están los correligionarios de Kyle[, Texas]? ¿Los cinco revolucionarios de San Antonio[, Texas] han designado lugar donde operar? Es necesario concentrar a los correligionarios en diversos puntos, como digo arriba y cuando ya sean un grupo de 15 ó 20, que se internen nombrando ellos mismos sus jefes cuyos grados serán reconocidos por la Junta. Una vez internados se irán haciendo de elementos y procurarán atacar cuando no tengan muchas probabilidades de perder. Nos ha causado agradable impresión su noticia de ponerse al frente de un grupo para internarse en territorio mexicano. Obre sin tardanza. La anterior se la dirigí a San Antonio. Mi dirección es: señor Rosendo López, 90 Benito Solís P.O. Box 497, El Paso, Texas. No hay que desmayar, recomiende a los grupos que están marchando a la frontera que obren sin tardanza. Pueden, una vez levantados en territorio mexicano, aunque sean cinco hombres resueltos, hacer que se les unan en los ranchos muchos buenos guerrilleros. La cuestión está en que obren sin tardanza y no ataquen puntos importantes sino cuando estén fuertes. Sabe lo quiere su amigo y correligionario.

Ricardo Flores Magón