El Paso, Texas, febrero 13 de 1907

Señores [Antonio N.] Flores Sáenz y [J. C.] Mendoza
San Antonio, Texas 

Estimados compañeros:
En virtud de no tener ahora domicilio fijo, bién tarde me llegó una carta de mi hermano y compañero Antonio I. Villarreal, en la cual me puede que sea yo el arbitro en la […] cuestión que tiene enemistados a ustedes y al apreciable correligionario Antonio de P. Araujo.
            Como Antonio, estoy también a obscuras de los motivos de tan vencible dificultad y no quiero, porque mi conciencia me acusara de ligero, dar un fallo […] que ni conozca.
            Yo, como todos los que amamos la causa, he deplorado que una lamentable contienda [haya] surgido entre ustedes y don Antonio de P. Araujo y sólo deseo que hagan a un lado todo enojo, que sobreponiéndose a dificultades del momento y que tal vez no tengan una sólida base para existir, olviden sus querellas considerando que es la lucha por la causa que todos sostenemos lo que sobre todas las cosas debemos considerar. Igual mandamiento a la concordia hago si al correligionario Araujo.
            Los momentos actuales son críticos para la causa. Ahora es cuando más necesitamos cuidarnos de las burlas de nuestros enemigos que nos vean unidos y solidarios, que no haya motivo de duda de la fraternidad que debe unir a los que perseguimos el mismo ideal.
            Continúen ustedes la labor regeneradora que se han impuesto, labor que ha sido reforzada con el concurso del digno compañero don Rafael S. Trejo, que todo un pueblo hoy vilipendiado se lo agradecerá.
            Ustedes y el compañero Trejo tienen en estos momentos una alta misión que desempeñar. No se aparten del camino que sus convicciones les indican.
            He leído todos los números de Resurección1 con grande entusiasmo porque me agrada ver que hombres de mi raza sean los que desde las columnas de tan simpático como bien escrito periódico flagelan a los déspotas tan engreídos de su poder y de su influencia. Adelante hermanos, amigos y compañeros no hay que desmayar.
            Deseo únicamente que Resurección crezca lo más que sea posible y al efecto, si no tienen ustedes listas suficientes, dígamelo para enviarles algunas listas de personas que paguen su suscripción.
            Escríbanme con esta dirección: Señorita Matilde Mota, 805 S. Tornillo St., El Paso, Texas.
            Con saludos afectuosos para el compañero Trejo, quedo de ustedes amigo y correligionario que los aprecia.

Ricardo Flores Magón

1 Resurrección. Semanario de Combate (1906-1907), San Antonio, Texas. Dir. Francisco J. Sáenz; redactor en jefe; Rafael S. Trejo; srío. de redacción, Aurelio N. Flores.