[s.l.,] febrero 21 de 1907

[Manuel Sarabia]
[s.l.]

Querido Chamaco:
Hoy recibí la carta gruesa en que envía las cartas de la familia de César [E. Canales] y otra de Arcuijo [Antonio de P. Araujo] que se había rezagado. Omita usted el devuélvase a sus cartas y recomiende lo mismo a Arcuijo, porque si hay alguna denuncia aun sin violar la correspondencia pueden dar contra el remitente. Medite bien sobre su estancia en ésta. La vida es muy cara y malos los alojamientos.  
            Ya procuro el modo de enviar dinero a nuestro Charalito [Juan Sarabia]. Es nuestro deber porque su estancia en aquella Bastilla le sea lo menos dura posible. Ya sabe usted que estar en la cárcel sin dinero es espantoso. Por lo pronto, como creo que ha de haber dado dirección a su mamá, dígale usted a Trini [Saucedo] que le mande $30.00 en billetes. Le mandaría más si tuviéramos la seguridad de que recibe el dinero. Esos tres se le convierten en $60.00 mexicanos. Si no ha dado dirección, entonces es bueno que busquemos quién pueda darle el dinero.  
            ¡Qué tristes cartas las de la familia de César! Hay también que enviar periódicamente auxilios a dicha familia. Por eso urge que Foca [Aarón Lopez Manzano] y Arcuijo trabajen con empeño. Hay que imprimir el Manifiesto y los despachos militares; hay que reunir los $500 para el hombre de la sierra; tenemos que comer los que no podemos sacar las narices de nuestros escondites a los que como Foca, como Arcuijo, como yo y pronto como usted, tenemos que emplear todo nuestro tiempo en bien de la lucha, preparando el movimiento. Se me pasaba nuestro Fakir [Librado Rivera]; ¡ah, y el pobre de Luis [Enrique Flores Magón]!  
            Se necesita que haya entradas regulares para tanto gasto. Se necesita con frecuencia el envío de propios cuando se considera que el correo no ofrece garantias o que el express es muy tardado. Hay que pagar los abogados que han defendido, y sobre todo hay que pelear porque sean devueltos los papeles que embargó [William C.] Greene. 1 Para todo necesitamos no mil sino miles de pesos y hay que procurar tenerlos. La miseria, sólo la odiosa miseria, impidió al valiente compañero Modesto Díaz, perseguir al cónsul de Los Ángeles.  
            Lo abraza su hermano                               

R. M. Caule [Ricardo Flores Magón]

            Devuelvo las cartas de la familia de César. Ya que no podemos devolver a esa atribulada familia el miembro querido que temporalmente han perdido, mitigaremos en algo los horrores de la miseria. Voy a conseguir un billete de $10.00 y mañana o pasado se lo enviaré por conducto de Andreu.
                                     Vale

1 El 12 septiembre de 1906, el abogado Noton Chase, al servicio del dueño de la Cananea Copper Consolidated Co., coronel William C. Greene, en compañía de detectives de la agencia Pinkerton, irrumpió en las oficinas de la JOPLM y Regeneración en Saint Louis Mo. Llevó al cabo una requisa ilegal so pretexto de una acusación que el coronel había interpuesto contra los redactores de ese periódico por el artículo "La cuestión de Cananea. Cínicas mentiras del gobierno", aparecido en su núm. 10, del 15 de junio de ese mismo año.