[s.l.,] marzo 2 de 1907

Señor Antonio de P. Araujo,
donde se encuentre

Mi querido y fino amigo:

He estado recibiendo sus informes sobre colectas de fondos, organización de nuestros asuntos, etcétera, por los cuales he visto su actividad y empeño. Espero que no le escaseará voluntad para continuar trabajando en el mismo sentido hasta que efectuada la organización, sino perfectamente porque tal vez no haya tiempo para ello, al menos lo más amplia que sea posible para conseguir el objeto que nos preocupa: una acción uniforme y simultánea de la mayor parte de los grupos que se formen.
            No me dice usted si facilitó al correligionario mayor Cástulo Gómez lista de los correligionarios de San Carlos[, Tamaulipas]; al menos el nombre del que estaba ya comprometido a levantarse ahí desde septiembre anterior y que comunicó que contaba con doscientos hombres montados y armados.
            Es bueno que se les vea a dichos correligionarios así como a los de Antiguo Morelos[, Tamaulipas], al menos al que estaba también comprometido para el levantamiento y en general a los de la misma zona para ponerlos rápidamente de acuerdo. Por la carta del mayor Gómez, veo que es hombre de acción. Ojalá que no desmaye. Ya lo creo, por ahí “está bueno”; lo está por otras partes. Hay lugares en que los correligionarios están amedrentados, pero en otros sobra valor y todo se compensa.
            Ya ardo en deseos de que usted y míster Foca [Aarón López Manzano] estén cada quién por su lado, alistando a los correligionarios de la república.
            Procuren enviarme todo lo que se pueda de dinero. Personas que no tienen dinero para su pasaje a México, hay que darles, eso aparte de todo lo que se necesita para lo que tantas veces les he dicho y que es urgente hacer.
            ¿Estará lista la organización para fines de abril? Ojalá que así sea para que no se nos desmoralice la gente.
            Suplícole una vez más que no ataque a los correligionarios de Resurrección. Las circunstancias son verdaderamente delicadas para que entre los mismos correligionarios nazcan desavenencias. Que cesen las hostilidades en bien de la causa común. Se lo suplico verdaderamente. Tomo nota de lo que me dice acerca del correligionario de Bridgeport[, Texas] que no atendió a usted.
            Es de todo punto necesario que tenga usted una entrevista con el digno correligionario señor Crescencio [Villarreal] Márquez, y que se pongan de acuerdo para los trabajos. Yo no he podido escribir a dicho correligionario a quien como a un hermano aprecio, porque temo que intercepten la correspondencia pero usted le dirá el modo como puede escribirme. Tiene gran amor a la causa dicho correligionario y se sentiría justamente ofendido si le ocultásemos este nuevo empuje en el que ciframos nuestras esperanzas de libertad y de justicia. Hable con él antes de hablar con el correligionario [Trinidad] García pues sé que siempre han estado unidos dichos dos buenos compañeros. Ellos le dirán a usted el modo de ponerse al habla con el coronel [Juan José] Arredondo y se pondrán de acuerdo sobre el movimiento.
            Deseándole felicidad en todo, me despido como siempre su amigo y compañero

Ricardo Flores Magón
            Iba a escribir también a míster Foca [Aarón López Manzano] pero no sé si estará donde mismo. Dele mis recuerdos. Se lo agradeceré.