[s.l.,] marzo 5 de 1907

[Manuel Sarabia]
[s.l.]

Querido Chamaco:
Me refiero a su apreciable cartita de 26 del pasado marcada con el número 15. La serie está completa hasta hoy. Aunque copia, me agradó ver la carta de nuestro Charalito [Juan Sarabia]. Yo tampoco creo lo que dice a no ser que los amigos de Veracruz procuren atenderlo a él y a los demás compañeros. Escribo a dos amigos de Veracruz para que procuren dar fondos a nuestro Charalito y atenderlo cuanto puedan. Les aconsejo que en caso de que crean peligroso que hombres sean los que traten a los presos, entonces que procuren que sean señoras. Mandé la copia a los buenos amigos de Los Ángeles[, California]. Estoy seguro de que sentirán gusto al ver que Charalito escribe y están en buen estado de ánimo. Me acuerdo bien del joven mexicano con quien tropezó usted. Ojalá que no sea un espía. Si no le dio usted su dirección habrá hecho usted algo muy bueno. Adjunto una carta para nuestro Fakir [Librado Rivera]. Creo que ya se llegó la hora de reunirnos, al menos tres, pues usted seguirá solo mientras ande por los lugares donde le dije en una de mis anteriores. Me fastidio ya de no recibir el archivo que pedí. De allí tengo que sacar los nombres para enviarle a usted. También lo necesito para que un correligionario que trabaja activamente en Guerrero, tenga nombres que me pide. Tan pronto como tenga los nombres se los envío a usted pues ya debe estar justamente impaciente de no salir de ese lugar y ponerse a trabajar de lleno en el asunto que tenemos. No dejo de estar algo intranquilo. Ayer que tuve algún dinero y pude poner un telegrama se lo dirigí a Verea [Antonio I. Villarreal], preguntándole si todavía necesitaba el dinero. No me ha contestado. Si me contesta que necesita el dinero, le telegrafiaré a usted para que le mande los veinte pesos que tiene, y al mismo tiempo telegrafiaré a Los Ángeles para que le manden lo más que puedan y que haya llegado de los correligionarios. Estoy intranquilo porque no me ha contestado si alguien tomó el nombre de Verea para poner el telegrama pidiendo dinero, me he fastidiado porque caeré redondo. Como verá usted.  
            Doy otra dirección a Fakir para el de que le intercepten la carta. Esa otra dirección es buena. Que la use con toda confianza. No le doy la de usted porque es especialísima la de usted. Triste fue el fin del general Paredes 1 ya había yo leído algo de eso. Va una carta para Arcuijo [Antonio de P. Araujo] le ruego se fije en lo que le digo. Reciba un fuerte abrazo de su hermano                               
R . M . Caule [Ricardo Flores Magón]
P.S. Ya me contestó Verea [Antonio I. Villarreal] y hace como hora y media que puse a usted un telegrama diciéndole que le envíe cuanto dinero tenga.  
            Hasta hoy ha podido escapar. Ojalá que no lo agarren. Sería una tontería si no se ha disfrazado bien, pues su cara es conocida.        
            Telegrafié también a Los Ángeles para que le manden lo que haya de dinero que tengan que enviarme. La cuestión es armar a Verea lo más pronto posible para que pueda seguir su marcha.
            Con qué gusto le daré un abrazo a la pobre. Ojalá que tanto usted como en Los Ángeles, tengan plata para que se venga luego el audaz burlador de los esbirros de esta nación y de la nuestra. Estoy contentísimo, pronto también Fakir [Librado Rivera] estará con nosotros. Después, usted, sólo Charalito y Luis [Enrique Flores Magón] nos faltarán, pero tengo confianza en que a Charalito lo echaremos a la calle salvándolo de los verdugos. Sólo nos faltará entonces Luis. ¿Qué será de él?  
            Lo abraza una vez más, su hermano

R. M. Caule [Ricardo Flores Magón]
Ya no me alcanzó el tiempo para escribirle a Arcuijo.
                                     Vale

1 muerte del general Paredes