[Sacramento, California,] marzo 11 de 1907

[Manuel Sarabia]
[s.l.]

Querido Chamaco:
No me han llegado aún los papeles. Tan pronto como me lleguen me pondré a sacar la lista para enviársela, ya me desespero yo también. Recibí su cartita número 18 de 3 del corriente. Está bien numerada. Recibí las cartas adjuntadas. Se me olvidó decirle en mi anterior que recibí la dirección de El Progreso y el paquete de recortes que usted me envió. Todo está recibido. También se me había olvidado decirle que estuve con [Florencio] Bazora. En donde él vive estuve viviendo yo también. Me hizo un dibujo y una explicación bastante buena del modo de hacer las […], pero es un sistema viejo que no ofrece garantías, no me gustó, la verdad, el tal sistema. Es muy problemático que diera chispa el asunto. Yo creo que lo mejor es que busquemos entre nuestros correligionarios uno que sea químico. El puede hacer una buena combinación de substancias que asegurarán el resultado. ¿Se recuerda usted de alguno de nuestros correligionarios que sea químico? Voy yo a hacer memoria. Cuando esté con Verea [Antonio I. Villarreal] le diré que él también haga memoria. Teniendo un amigo químico de confianza, todo lo arreglaremos. Conservo el diseño que me dio Bazora. Está muy bueno, pero digo, no se me hace que dé resultado en la proporción que deseamos, de siquiera un noventa y cinco (95%) por ciento. El correligionario que necesita esos instrumentos está dispuesto, así pues, sólo hay que buscar al químico y pagarle para que haga la operación, esto es, que nos fabrique los utensilios en el lugar en que han de ser aprovechados, porque son muy delicados, con el menor frotamiento hacen una barbaridad. Tengo que hacer otras cartas y no le escribo más en este momento, pero ya le escribiré con mas extensión sobre los proyectos relativos a o.
      Reciba un abrazo de su hermano

R. M. Caule [Ricardo Flores Magón]

P.S. Esos proyectos se los escribiré en clave. Lea a la vuelta, la nota de que ya está aquí su amigo Antonio [I. Villarreal]. No le escribo más porque acabo de llegar y me siento muy cansado. Estuve un día en la misma población que alberga al ilustre Fakir [Librado Rivera] y me desespera no haber sabido que allí se encontraba. Quizá transitamos cerca uno del otro sin vernos o sin conocernos. Good-bye.
   Acompaño carta y credencial para Tomás [S. Labrada]. Firme usted la credencial.
R. M. Caule