El Paso, Texas, abril 21 de 1907

Señor don Felipe Cortéz García
Cost, Texas

Estimado correligionario y fino amigo:
Me refiero a su grata del l8 del pasado con la que envió la manifestación de su entusiasmo jamás desmentido por el triunfo de la causa. Siga usted adelante, querido amigo, que el triunfo indefectiblemente tendrá que ser del pueblo, puesto que el pueblo será quien con las armas en la mano derribe el despotismo que nos humilla y nos [hace] esclavos.  
            La idea que tiene usted de la sociedad mutualista es magnífica. No la olvide y póngala en práctica pues dará buenos resultados para la causa. Hay que fijarse en que la violación a las leyes de neutralidad constituye un delito. No hay que dar motivo al tirano [Theodore] Roosevelt para que nos ponga obstáculos. Dentro de la ley de esta nación podemos trabajar en bien del triunfo de la libertad de México. La idea de usted es buena y por lo mismo hay que ponerla en práctica. Ojalá que puedan ustedes enviarnos fondos. Se necesitan elementos para la lucha que pronto comenzará. Escríbame por conducto de los redactores del Progreso de San Antonio, Texas.  
            No desmayen ustedes. El partido cada vez es más fuerte, porque cada día se convencen más los mexicanos que son serios y de hombres los asuntos que se tratan y las empresas que se acometen. Los cobardes, los tímidos, no tienen lugar en nuestras filas ni los necesitamos. Hombres de corazón, almas templadas y dispuestas al sacrificio en pro de la libertad, es lo que demanda la justa, la santa, la grande causa que defendemos.  
            Pronto el pueblo con las armas en la mano se lanzará a los campos de batalla para obtener de una vez por todas la libertad y la felicidad a que tiene legítimo derecho. No desmayemos. Adelante todos sin medir los obstáculos ni temer ante los peligros.         
Sabe lo aprecia su amigo y correligionario

Ricardo Flores Magón