[s.l.,] abril 30 de 1907

[Manuel Sarabia]
[s.l.]

Querido Ramón:
Recibimos su grata número l de 22 del que hoy termina. No deja de inquietarme su proyecto contra el Viejo [ Florencio] Ochoa por la gente de que se valga. Asegúrese de la fidelidad de los compañeros. Ya sabe que hay muchos traidores. Comprometa formalmente a ese correligionario que dice usted que puede levantar l00 hombres bien equipados. Es fuerza respetable ésa y no hay que desperdiciarla. Cítelo y comprométalo si es que es posible que él pueda ir a la cita.  
            En mi concepto no debe usted desconfiar de doña Prudenciana. Verea [Antonio I. Villarreal] dice que es muy buena persona. Quizás pudiera usted hasta sacarle algunos cien o doscientos pesos, prometiéndole reembolsarle el dinero al triunfo de la revolución. Voy a escribir a Aurelio [N. Flores] diciéndole que me mande las pruebas. El Aurelio necesita un retrato de Charalito [Juan Sarabia]. Si puede usted diga a quien lo tenga que se lo facilite. En El Progreso debe haber un cliché. Presénteselo a Aurelio, se trata de una obra de propaganda en bien de la causa y de nuestro infortunado Charalito y debe usted hacer a un lado cualquiera otra consideración que no sea la de trabajar por el ideal, mejor dicho, deben los amigos de San Antonio[, Texas], pues sé que usted está con la razón.  
            Ya no es buena desde mañana lº de mayo la dirección de don Pilar [A. Robledo]. Por eso le dí a usted nueva.  
            Estuvo en el movimiento de Jiménez[, Coahuila]. Llegó a última hora. No lo diga usted por qué se salvó ese bravo amigo de que lo juzgaran, por eso lo habrían fusilado.  
            Adiós querido Ramón. Ensaye un préstamo con doña Prudenciana. Yo no la conocí, cosa que siento. Verea sí.  
            Lo abraza su hermano

R. M. Caule [Ricardo Flores Magón]