El Paso, Texas, mayo 17 de 1907

Señor don Loreto Martínez
Brownsville, Texas

Estimado correligionario:
Me felicito de haber tenido la oportunidad de ver sus apreciables letras dirigidas al correligionario señor [Ignacio J.] Mendiola, con fecha 24 del pasado abril.  
            Dice usted que desean saber quién será el presidente de la república. Cuestión es esa que no puede resolverse porque la elección de presidente la hará el pueblo, al triunfar el movimiento, según se dice en el Programa del Partido Liberal promulgado por la Junta el primero de julio del año pasado. Así pues, el pueblo, libremente, elegirá los funcionarios que han de gobernar el país. De lo que se trata es de derrocar la tiranía y hacer triunfar por medio de las armas, los principios emancipadores consignados en el Programa. Una vez que hayamos triunfado los liberales, se convocará al pueblo a elecciones y se constituirá el nuevo gobierno.   
            Al estimado correligionario señor [M. A.] Saldaña, le hablo acerca de los nombramientos de jefes y oficiales. La Junta aprobará los nombramientos que ustedes hagan, pues nadie mejor que ustedes podrá apreciar las aptitudes de las personas que designen para tales cargos.   
            Me place que diga usted al señor Mendiola, que ya continúan en sus trabajos. Eso es lo que se necesita: no desmayar, no detenerse, sino activar la organización para que cuanto antes pueda el Partido Liberal arrojar el guante a los dominadores.   
            Por lo tanto, excito a usted y a los buenos amigos de esa ciudad, que no desmayen, que trabajen con toda actividad, seguros de merecer el cariño de sus compatriotas y el agradecimiento del pueblo libertado.   
            Espero noticias de sus trabajos por conducto de nuestro estimable correligionario señor Mendiola.   
            Entre tanto, quedo de usted amigo y correligionario que lo aprecia

Ricardo Flores Magón