El Paso Texas, mayo 21 de 1907

Señor don Tomás Sarabia
San Antonio, Texas

Querido Tomás:
Tengo a la vista su grata 8 de este mes que dirigió a Antonio Villarreal. Tomo nota de cuanto dice. Dígale al correligionario [Tomás D.] Espinosa que me escriba lo más pronto posible para que nos pongamos de acuerdo en todo. Al correligionario [Juan José] Arredondo lo pasaron de Eagle Pass[, Texas] a México. Sin duda se dejó sorprender por falsos amigos que se han de haber valido de algún lazo cobarde para pasarlo a territorio mexicano. Si conocen ustedes detalles de ese asunto, comuníquenmelos a la mayor brevedad, para ver qué se hace en favor de dicho correligionario, al menos que la prensa americana denuncie el plagio de que fue víctima dicho correligionario, por parte de las autoridades mexicanas. Recibimos los ejemplares de El Progreso que se sirvió enviar. Adjunto encontrará usted ejemplar con la primera y cuarta planas corregidas para que se forme una idea del mal efecto que produce la mala corrección. Hay que advertir que dichas planas son las que tienen menos equivocaciones, pues la segunda y tercera están absolutamente disparatadas. De seguir así, es inútil que colaboremos en El Progreso pues de nada sirve que enviemos artículos para que aparezcan completamente destrozados y plagados de disparates. Así pues, es bueno que se busquen a la mayor brevedad un buen corrector de pruebas porque, yo al menos, no volveré a escribir una línea para El Progreso si me han de destrozar mis artículos. Hace tres o cuatro días le enviamos a usted, sin carta, más material para el periódico. Por amor propio deben ustedes procurar que El Progreso salga bien corregido a fin de evitar que los enemigos se burlen con justicia al ver que el órgano del Partido Liberal en Texas, es un completo mamarracho. Espero que atenderán lo que en beneficio de la causa indico. Un periódico lleno de disparates es objeto de burla y nos despreciarán a los liberales porque no llegamos a tener un periódico presentable. Conque, a corregir bien el periódico, en la inteligencia de que no lo escribiremos más si no lo hacen bien. Pasemos a otra cosa. Recibí las cartas del correligionario señor [Ignacio J.] Mendiola. Gracias. Nosotros tampoco sabemos nada de F. Oka [Aarón López Manzano]. ¿Qué le habrá pasado?
            Sabe lo aprecia sinceramente su amigo y correligionario
Ricardo Flores Magón
            Recibí una carta que traía sello de Yuma[, Arizona]. Muchas gracias. ¡Cuánto siento lo ocurrido al correligionario Arredondo! Le ruego querido Tomás, me diga qué sabe de ese asunto.

Vale