[Los Ángeles, California,] junio 6 de 1907

Señor don Tomás Sarabia
[San Antonio, Texas]

Querido amigo y correligionario:
Hoy me refiero a sus gratas de 18, 20, 23, 28, 29 y 30 1 del pasado mayo.  
            Yo comprendo bien que cuando me informa de los actos de algunos correligionarios lo hace movido por el noble deseo de que los asuntos de la causa no sufran perjuicios con la injerencia en ellos de personas que tal vez no sean fieles. Así pues, querido Tomás, cuénteme todo lo que sepa y no se mortifique.  
            No está plenamente comprobado que [Juan José] Arredondo sea traidor. Por eso no hemos escrito algo para El Progreso sobre ese asunto, pues si después resultare que es una víctima, nos remordería la conciencia haberlo calumniado.  
            Foca [Aarón López Manzano] cayó en manos de los enemigos. Está en Belem. Su aprehensión se debe indudablemente al mismo traidor que ha estado vendiendo todos los secretos.  
            No tiene objeto refutar el artículo del señor [Timoteo] Barrera. No hay que tomar muy a pecho lo que se escriba en el Correo Mexicano, porque es un periódico que circula escasamente.  
            Hizo usted muy bien en darle al señor [Tomás D.] Espinosa la dirección del señor [José H.] Ruíz, de El Paso[, Texas]. Que siga usando la dirección del señor Ruíz. Tengo ya una carta del señor Espinosa y voy a contestarla. Muy malo está que ya comiencen a molestarlos los rufianes como nos pasó a nosotros. Si hubiera dinero, lo de menos era castigar enérgicamente a cualquier canalla de esos, pero como no lo hay, hay que andarse con tiento porque los juececillos condenarían al que lo golpease al rufián y a éste nada le harían. Marcelino [A. Ibarra] sabe cómo hicieron con nosotros cuando un desgraciado borracho nos iba a insultar y le pegó mi hermano Enrique. 2  
            Recibí la carta de Charalito [Juan Sarabia] que se sirvió usted mandarme. También recibí las otras que adjuntó. Muchas gracias. Tomé nota de lo que me dice usted del señor [Amado] Morantes. Muchas gracias por sus datos que ya tomo en cuenta. Me dice usted que llegó un doctor Chacón, de Coahuila. ¿Quién será? No lo conozco.  
            Cuídese usted mucho querido Tomás. No deje de escribirme. Sabe lo quiere cordialmente su amigo y correligionario

 

Ricardo Flores Magón

1 Véase misivas del 18, 20, 23 y 28. 29 y 30 de mayo de 1907

2 Refiérese al incidente sucitado en Laredo, Texas, en abril de 1904 que determinó el traslado de los redactores de Regeneración a la vecina San Antonio, los primeros días de mayo de ese año.