[San Antonio, Texas,] junio 14 de 1907

Señor don Ricardo Flores Magón
[Los Ángeles, California]

Estimado amigo:
Es en mi poder la de usted fecha 8 del actual, 1 y por ella me entero de que han sido en poder de usted las mías anteriores.
            Tiene usted razón, debemos seguir estudiando la manera para descubrir el motivo de tanta aprehensión y si es verdad que algunos traidores deben estarse escondiendo hipócritamente también, es muy cierto eso, sin temor de equivocarse, que la mayor parte de la correspondencia que entra a México con el sello de este país, es violada por los bandidos del otro lado. Otras aprehensiones se deben por indiscreciones de los mismos compañeros, así como también por falta de precaución, otros.
            Todas las cartas las recibo en perfecto estado, no tienen huellas de haber sido abiertas, excepto una que me llegó completamente abierta, pero ello fue por el uso y maltrato del sobre, fue la que tanto hablé a usted de ella, y que mandé por conducto de don Pilar [Robledo], a fines del mes de abril.
            Ya se ha enterado Germán [Antonio de Pío Araujo] de la que dirige usted a mí. Tomaremos precauciones y obraremos con prudencia para evitar, en lo posible, las persecuciones y caídas de los amigos. Con la señora no hay cuidado, nos cuidamos de ella, y se le sigue estudiando, pero de estar en la oficina de El Progreso no sacará nada, porque ahí nada saben. [Ramón Delgado] Torres ignora todo y Marcelino [Ibarra] nada trata de los asuntos delicados, ahí sólo hablan lo referente al periódico, no tenga usted cuidado que nada sacarán de allí los espías, sin embargo, la señora mencionada parece simpatizar con la causa, a más que trabaja con verdadero empeño y desinterés, no por eso nos fiamos. Ya informaré de ello a Torres y a Ibarra.
            Nada se ha colectado en la oficina de El Progreso para el señor Tomás D. Espinosa. La lista de donantes que en números anteriores publicó El Progreso nada fue efectivo. El Progreso que se apuntó con cinco pesos, a Ibarra con un tanto, a mí me pusieron con otro y algunos amigos más, pero sin que en efecto, alguien diera lo anunciado. Lo único que yo recibí aquí de no recuerdo qué amigo, y producto de una colecta que ese amigo levantó fue la cantidad de $1.90, cantidad publicada en El Progreso y con los nombres de los donantes, dicha cantidad la dí a Marcelino, en un momento de apuro para que comprara el papel para el periódico, sin embargo, yo investigaré bien el asunto y daré a usted nota detallada de él. Araujo sigue conmigo, desea salir hoy y no contamos con fondos, veremos de donde salen, porque es preciso que salga.  
            Recibí cartas de Trinita y Conchita [Saucedo]. Me hablan de que hay exhorto para Arcuijo [Antonio de P. Araujo] y que a mí me quieren extraditar, que varias cartas mías están en los juzgados de la capital. La aprehensión de F. Oka [Aarón López Manzano] estuvo terrible, no tanto por él, sino cuanto por los papeles que le encontraron y entre ellos las listas (supongo). Los nombres de los pueblos que tenían las listas que llevo, antes de que saliera, se las estuvimos borrando y poniendo en clave, pero no así los nombres de los apuntados, sólo los de los pueblos. Malísimo la captura de esas listas, por las consecuencias que esta originando.     
            Hemos sabido la aprehensión de 36 amigos y entre ellos la de la señorita [Modesta] Abascal, ello nos ha indignado altamente. Es seguro que la señorita Modesta está comprometida seriamente.     
            En mi casa han amenazado con recoger la imprenta de unas tías y mandar al cuartel a un hermano político.  
            Mi pensamiento es salir de aquí a El Paso, [Texas,] por ejemplo. ¿Qué opina usted de ello? Aquí ya me conoce mucha gente y creo no estar seguro de salir con bien. Juan B. Morales, uno de los que forma la comisión secreta del cónsul, me conoce muy bien, lo he tratado y sabe que soy hermano de Sam [Manuel Sarabia] y así como él, muchos otros me conocen con mi legítimo apellido y hasta que a oídos del cónsul llegue que uno de los hermanos jubano [sic] se encuentra expuesto para tratar de perjudicarme y lo malo es [que] conmigo, se comprometerían otros compañeros.  
            Sam me dijo en carta que ayer recibí de él que me iba mandar para que sacara el apartado, asi lo haré en cuanto reciba el dinero. ¿Recibió usted el paquete numero 38 de los periódicos que mande?  
            Sin otros que comentar y deseando sus futuras letras, me despido de usted quedando a sus finas y atentas ordenes, su correligionario que lo estima

                              Tomás Sarabia
Mañana sale Germán de ésta. Por [Luis] Quintero sabemos que en casa le persiguen. Conseguíle fondos a Germán, todo listo.
                                     Vale