El Paso, Texas, junio 29 de 1907

Señor don Marcelino A. Ibarra
[s.l.]

Mi querido y fino amigo:
Tengo a la vista su grata del 16 del corriente en la que se sirve hablarme de ciertas órdenes que se han dado al correligionario señor [Trinidad] García. Ya indago lo que haya sobre el particular. No tenga usted cuidado y sígame diciendo todo lo que haya por esos rumbos. Sírvase usted decirle al apreciable señor [Ramón] Brondo, que no he recibido su carta y que le ruego me escriba otra vez pues estoy interesado en saber del asunto importante que dice trata en su carta que todavía no recibo. Sírvase ponerse luego al habla con dicho estimado amigo, pues es necesario arreglar cuanto antes los asuntos del partido, porque el tiempo se está echando encima. En efecto el señor Álvarez Tostado, estuvo preso en Chihuahua, y salió porque no se le probó ser revolucionario. Cuiden ustedes mucho de confiar a nadie secretos del partido en la discreción de usted estoy convencido pero no está por demás recomendar siempre que se cuiden de alguna traición. No confíen nada a la señora. Recuerden lo que les he referido de Saint Louis. Hay en esa como en otras ciudades de esta nación, muchos espías. No deje de escribirme. 
            Sabe que bien lo quiere su amigo y correligionario

                               Ricardo Flores Magón