El Paso, Texas, julio 18 de 1907

Señor don Aniceto Moreno
[s.l.]

Muy querido amigo y correligionario:
Tengo recibidas sus apreciables notas de 5, 7 y 8 del corriente. Quedo enterado de lo que participa el mayor Cástulo Gómez. Realmente su situación es comprometida y es de temerse que caiga antes de que comience la lucha, lo que sería una positiva desgracia para la causa. Estamos dando todos los pasos necesarios para precipitar el movimiento, pues su tardanza equivaldría a la pérdida de elementos personales y materiales de gran valor. Así, pues, ruégole que redoble sus esfuerzos por organizar más grupos de luchadores, aunque ya sé que no se necesita que se le haga indicación alguna, porque está demostrado que es usted de los más entusiastas y activos correligionarios. Solamente lo hago en vista de que debemos todos preocuparnos por dejar arreglada la organización cuanto antes. Ojalá que pudieran organizarse grupos que atacaran otros distintos lugares de la frontera de México, para hacer más extenso el movimiento.
            Tomé debida nota del modo como obrará el capitán Simón Cadena, como levantar hombres y recoger elementos de guerra en su tránsito para su destino. Tomé igualmente nota de la conferencia celebrada entre usted y el delegado general de la Junta, conferencia que resultó en extremo provechosa y cuyos puntos tomo para tenerlos presentes.
            No sé a qué condado pertenecerá Miguel. Las cartas que escribimos al correligionario Bosques van dirigidas al box que le dije a usted, y a Miguel, Texas, simplemente. Creo que sería conveniente que usted le preguntase por carta el condado, o mejor, que se informase en alguna oficina pública para perder menos tiempo. Parece que dicho correligionario tiene ya algún grupo. No se expresa con claridad en sus cartas, pues revela no ser muy ilustrado y por eso no le doy a usted datos más exactos. Parece que su verdadero apellido no es Bosques, sino Martínez, y que es sobrino, o no sé qué, del general [Ignacio] Martínez, 1 la víctima de Porfirio Díaz y de [Bernardo] Reyes.   
            He tomado nota de su nueva dirección, y de los correligionarios que han quedado comprometidos en Hondo[, Texas], a quienes felicitará usted y expresará los deseos de la Junta de que no segarán en sus propósitos de libertad y de justicia, hasta ver coronada la obra con la victoria.   
            Adelante, querido correligionario. Sabe que bien lo quiere su amigo y correligionario

Ricardo Flores Magón