[Los Ángeles, California,] julio 22 de 1907

Señor don Antonio de P. Araujo
[San Antonio, Texas]

Mi querido amigo y compañero:
Tengo a la vista sus gratas de 11, 15 y 16 del corriente.
            Me parece bueno el título de Reforma, Libertad y Justicia para el nuevo periódico de esa ciudad, editado por ustedes. De todo corazón les deseo éxito aunque creo que va a ser difícil que sostengan el periódico por las circunstancias que en mi anterior le indiqué. Los amigos de México, por más que quisieran, no pueden ayudar, porque los persiguen si saben los caciques que reciben periódicos revolucionarios. Es necesario, para que ese periódico no muera, que se reúnan algunos amigos y ellos sean los que sufraguen los gastos semanarios de la publicación. Un grupo de cinco o seis amigos creo que podrían hacer eso. Hay que hacerlo así, para no tener que suspender después el periódico por falta de elementos. También, como dije en mi anterior, veré que articulejo escribo para ustedes. Al efecto me dirá usted para cuándo necesita el artículo.
            Ya trasmito a Manuel [Sarabia] sus saludos que le serán gratos. Sufrió mucho Manuel en su travesía entre los soldadones del déspota, pero hay que dar por bien hecho el plagio en vista de los buenos resultados que ha dado, desprestigiando a [Porfirio] Díaz y dando vida a nuestra causa.
            Celebro la libertad del correligionario [Tobias] Garza, que estuvo preso en Ciudad Porfirio Díaz[, Coahuila]. De México han salido ya muchos libres, apenas quedaron unos quince revolucionarios, según veo en el Diario del Hogar. 1
            La señorita [Modesta] Abascal debe estar ya en libertad. Quedo enterado de que han quedado ultimados sus arreglos con los estimados delegados. No tengo ahora nada especial que decirle a usted.
            En un periódico de México, leí hace unos cuantos días, que el general Francisco Ruíz Sandoval, murió en la ciudad de Guatemala, el día 9 de mayo anterior y nosotros que ya pensábamos que lo iba a ver usted en Nueva Orleáns[, Louisiana].
            Por fin, no me dijo usted lo que había hablado con el Ministro de Guatemala en México. ¿Es importante?
            Espero sus nuevas letras. ¿Por qué me escribe tan poco? Sabe que con agrado veo sus cartas.
            Lo quiere como siempre su amigo y correligionario
                        Ricardo Flores Magón
P.S. Se me pasaba decirle que el correligionario Néstor López, rehusa hacer partícipe de la empresa revolucionaria a los correligionarios [Crescencio Villarreal] Márquez y [Trinidad] García. Eso parece que no tiene remedio.

                              Vale

1 El Diario del Hogar, D.F. (1881-1912), ed. fundador Filomeno Mata.