Los Ángeles, California, agosto 17 de 1910

Sr. Lic. Jesús Flores Magón.
México, D.F.

Mi muy querido hermano:
Como habrás visto en la prensa, estoy libre. En la estación de esta ciudad tan hermosa, fuimos recibidos por una multitud gozosa de vernos libres, formada de mexicanos y ameircanos. Cuatro días después, más de mil quinientos mexicanos nos recibieron en el Italian Hall, donde hubo discursos de bienvenida y ovaciones estruendosas, como las que hubo en la estación a nuestra llegada. Después de la recepción de los mexicanos, las uniones de trabajadores, el Partido Socialista y los mexicanos nos hicieron una recepción en el Labor Temple que estaba ocupado por más de tres mil simpatizadores de la causa de los mexicanos, la mayor parte de ellos amricanos. Se pronunciaron discursos llenos de entusiasmo y de verdad y se levantó una subscripción durante el mitin para publicar Regeneración, produciendo esa subscripción la suma de cuatrocientos veinte pesos.
            Los diarios The Los Angeles Herald y Los Angeles Daily Record, publicaron interesantes y simpáticosartículos sobre todoas esas demostraciones hechas a nuestro favor. Estamos, pues, ahora en el seno de una ciudad que nos quiere y comprende la justicia que nos asiste.
            El día 3 de Septiembre saldrá el primer número de Regeneración. Pero por lo pronto, aunque tengo innumerables amigos en esta ciudad, estoy algo, mejor dicho, bastante apurado de dinero, Te ruego me envíes un último auxilio, pues en lo de adelante tendré lo suficiente para vivir con modestia de acuerdo con mis ideas. No quiero ocupar a los amigos con dinero para evitarme mortificaciones. Estoy seguro de que con gusto me ayudarían si se les dijera que necesito, pero prefiero molestarte a ti a quien tengo confianza. Como te digo esta será la última vez que te molesto con cuestiones de dinero. Se que no estás armado y por eso me apena molestarte; pero no tengo otro recurso en estos momentos.
            Deseo,  querido hermano, que Clara siga mejor de sus males. No puedes imaginarte lo que me entristece saber que tu buena y leal compañera está enferma. Ojalá que su alivio sea seguro y que pronto sean felices.
            Saluda cariñosamente a Leontina.
            Ningro está bueno. Te quiere y te abrza de todo corazón tu hermano

R  Florres Magón

Se me pasaba darte mi dirección: Miss L. Norman, 237 c N. Figueroa St. Los Ángeles, Cal. = Pones sobre interior a mi nombre. Se me pasaba decirte, querido hermano, que el dinero que te pido es para pagar mi comida y cuarto y comprarme algo de ropa y no para el periódico, pues no quiero, en manera alguna, complicarte con mis trabajos políticos. El giro o lo que sea puedes ponerlo a nombre de Miss. L. Norman. Vale.