Los Ángeles, California, diciembre 1 de 1910

Sr. Manuel Leal Escamilla
Brownsville, Texas

Estimado compañero:
Estoy al corriente de la torpe persecución de que fue usted, objeto. No importa, adelante.         
            Recibí su apreciable de 22 del pasado. [Francisco I.] Madero se valió de engaño para enbaucar a muchos liberales. Les hizo creer por medio de sus agentes que estabamos de acuerdo con él. Algunos otros no necesitaron ser engañados, sino que deslumbrados por la riqueza del flamante candidato, se fueron con él; pero los leales liberales, los que no luchan sino por el beneficio de la clase proletaria, esos permanecieron fieles al partido.           
            Quisimos tomar parte en la lucha de Madero de hace unos cuantos días; pero no duró casi nada esa lucha, no hubo tiempo para que el Partido Liberal entrase en acción. Íbamos a entrar los liberales por nuestra cuenta, no a sostener a Madero.
            Le acompaño cupones para que diga a sus amigos que los firmen. Es preciso que el Partido se reorganice rápidamente y espero que usted, ayudará en los trabajos de reorganización, comprometiendo a todas las personas que conozca para que se inscriban como miembros del partido.    
            Espero sus letras.       
            Lo aprecia su amigo y compañero de la Revolución.
           

Ricardo Flores Magón.