Los Ángeles, California, febrero 22 de 1911

Señor Frank Salinas
Belvedere, California

Mi estimado compañero:
Me refiero a su grata del 13 del corriente quedando gratamente informado de su decisión de tomar parte en la lucha contra el despotismo y la explotación capitalista que son las dos grandes plagas que aquejan al pueblo mexicano, sin contar al clero siempre traidor y malvado.  
            Querido amigo, no hay fondos para que podamos ayudarlo a desarrollar sus magníficos planes. Pero nuestros compañeros ya están luchando en la Baja California y ellos podrían encomendarle a usted alguna comisión especial para la mejor marcha de la lucha.  
            Dígame si acepta ir en esas condiciones. Yo lo invité a usted para que trabajara en el sentido que ellos lo han hecho, pero no se sirvió usted contestarme y creí que había usted abandonado la idea de luchar en aquel territorio. Mi intención era que usted se hiciera cargo del movimiento revolucionario ahí. Ahora, como sería lastimar a los compañeros que iniciaron la lucha ahí con tantos sacrificios, no puedo ofrecerle la jefatura de las fuerzas; pero puede usted figurar de un modo eficiente en caso de que se decida. Nuestros compañeros tomaron Mexicali con 21 hombres el 29 de enero. Hoy son ya doscientos hombres armados, y si usted ayuda, pronto serán quinientos o más. 
            Sirvase contestarme lo más pronto que pueda.
            Su compañero en la Revolución Liberal

Ricardo Flores Magón