Los Ángeles, California, mayo 4 de 1911

Compañeros Eulalio Basa y Joaquín A Ramos.
[s.l.]

Salud:
Me refiero a su grata comunicación de 2 del corriente, y después de haber dado cuenta con ella a la Junta, acordamos lo siguiente:
            Encontramos una contradicción entre lo que ustedes nos manifiestan en su comunicación y lo que nos comunica el compañero  [José L] Valenzuela y aún lo que nos dijo el portador de la presente.    
            El compañero Valenzuela nos ha manifestado que hubo un disgusto, o cosa parecida, entre los compañeros que forman la columna que dirigía nuestro inolvidable hermano [Simón] Berthold, pues mientras él, Valenzuela, estaba dispuesto a marchar con todos ustedes a Mexicali [Baja California], con el objeto de batir a [Miguel] Mayol y acabar con él, los compañeros  [Francisco] Pacheco y [Jack] Mosby no quisieron hacerlo, abandonándolo con sólo seis hombres.
            Además, vemos por la comunicación de ustedes, que el compañero que trae la comunicación es un soldado de su compañía, pero él nos asegura que no es un soldado, sino el jefe de la columna.    
            Rogamos a ustedes, nos envíen una acta en la que consten los nombramientos que hayan hecho los compañeros, para que quede aclarado este asunto.    
            Tomamos nota del encuentro habido cerca de Tecate [, Baja California], en que salieron derrotados los federales. Nuestro aplauso para los valientes compañeros que supieron hacer morder el polvo a los federales.    
            Compañeros, les ruego que en todo estén de acuerdo con el compañero Francisco R. Quijada, que es ahora el General en Jefe de las fuerzas liberales de la Baja California. Atiendan ustedes cualquiera indicación del compañero Quijada, pues se necesita el común acuerdo de todos para derribar al despotismo.    
            El compañero Quijada cuida la guarnición de Mexicali. Esa plaza está poco guarnecida y se necesita la ayuda de ustedes para ir a atacar a las fuerzas de Mayol. La Junta considera que es urgente acabar con Mayol y su gente para que quede en poder del Partido Liberal toda la parte Norte de la Baja California. Así, pues, marchen ustedes hacia Mexicali, donde hay los elementos que necesiten ustedes y que les dará el compañero Quijada, a quien hoy mismo aviso que los provea de todo lo que necesiten ustedes a su llegada a Mexicali.
            Ánimo, compañeros. El Partido Liberal está ganando mucho terreno en todo el resto de la república. Bien pronto tendremos todos los pobres: Pan, Tierra y Libertad. No se necesita más, que ser unidos todos los que queremos que se acabe la miseria.    
            Envío credencial para el compañero Ramos, y escribo a su apreciable padre. No estoy seguro de que llegue la carta a Sabinal[, Chihuahua], pues todo está interrumpido por este rumbo pero de todos modos pongo la carta. No hay comunicación de Ciudad Juárez a Casas Grandes [, Chihuahua]; pero Casas Grandes está en poder de los nuestros hasta la Laguna de Guzmán. 1 Por todos esos lugares flota la Bandera Roja.    
            Conque, compañeros, queremos que se penetren ustedes bien de la necesidad que hay de acabar con Mayol. No hay que perder tiempo. A Mexicali, compañeros, para que el Partido Liberal Mexicano sea dueño de todo el Norte de la Baja California, pues después será fácil acabar con las guarniciones federales de Tía Juana y Ensenada [, Baja California]. Lo primero es destruir a Mayol.   
             Adelante, compañeros, no se desanimen por la distancia que tienen que recorrer para dar la mano a los de Mexicali. Un sacrificio más, para que nuestras armas queden dueñas del campo. Si no acuden ustedes al auxilio de sus hermanos de Mexicali, sobre las conciencias de ustedes pesará después un grave remordimiento. Hay que ser unidos y fraternales. Que nadie retroceda. Todos a Mexicali.
            Su compañero y hermano en la Revolución Social
Ricardo Flores Magón
    P. D. Nos comunica el Jefe de la Segunda División del Ejército Liberal, [Carl Ap Rhyce] Pryce, que va rumbo al Oeste. Como ya comenzó su marcha, tal vez no le llegue un correo que hemos despachado por el rumbo de Mexicali. Tal vez lo encuentren ustedes cuando vayan rumbo a Mexicali. Díganle que la Junta ha dispuesto que todas las fuerzas liberales marchen hacia Mexicali, para que, reunidas todas las fuerzas, ataquen a Mayol. No hay que detenerse, compañeros. Volar hacia  Mexicali. Igualmente, manden ustedes un correo al capitán [Emilio] Guerrero, que según sabemos anda rumbo a San Quintín, que se vuelva inmediatamente hacia Mexicali.
            Suyo y de la Revolución Social

R. Flores Magón.

1 La población de Casas Grandes, Chih., fue tomada por las tropas liberales de Lino Ponce el 10 de abril de 1911. A su paso por esa población, rumbo al sitio de Ciudad Juárez, las fuerzas de Francisco I. Madero se abastecieron en ese punto.