Leavenworth, Kansas, July 20th, 1920

Mr. Harry Weinberger, 1 Attorney at Law
New York, N. Y.

Dear Mr. Weinberger:
My dear comrade Erma Barsky 2 asks me to write you all about the eye malady which afflicts me 3 , and I do it accordingly.
As my eyesight grows weaker, to the extent that now I see everything as through a mist, I went to see the doctor in charge of the optical department of this institution. He examined my eyes, and tried to find glasses for me, but I could not see with any of them. He declared I was afflicted with glaucoma, a malady consisting in the hardening of the eye-balls, and directed me to report sometime later to further examine my eyes. I reported last month, and then the doctor, after having examined my eyes again diagnosed cataracts, and told me that in six months, or perhaps in a year or so, I will be practically blind. He directed me again to report for time to time to have my eyes examined.
This is all the information I can give you. To get a statement from the doctor, is not easy matter for me, but I think you might get it through the Department of Justice.
Miss Barsky asks me whether may I be treated by an outside specialist. This is against the rules governing this institution, and I think the Department of Justice is the only authority that might grant such privilege.
Could I be granted to get released to have my sickness treated, to be sent again to prison after I got cured?
I pledge any word not to escape, but to go back to prison to pay my penalty, or part of it, for I think I shall not live long enough to pay my debt to bourgeoisie justice.
Hoping hear from you, I remain,
Sincerely yours,

Ricardo Flores Magón

Leavenworth, Kansas, a 20 de julio de 1920

Sr. Harry Weinberger, Abogado,
Nueva York, N.Y.

Estimado Sr. Weinberger16:
Mi querida camarada Erma Barsky17 me pide que le escriba a usted todo lo relativo a la enfermedad de los ojos que padezco18. Así lo hago.
            Cuando mi vista comenzó a debilitarse, al grado de que, en la actualidad, todo lo veo como a través de una niebla, fui a ver al médico encargado del departamento de oftalmología de esta institución. El examinó mis ojos e intentó encontrar lentes para mí, pero con ninguno pude ver. Diagnosticó que yo padecía de glaucoma, una enfermedad que consiste en el endurecimiento del globo ocular, y me indicó que regresara al cabo de cierto tiempo para examinar mis ojos de nuevo. Volví a presentarme el mes pasado y, entonces, después de examinar nuevamente mis ojos, el doctor diagnosticó cataratas y me hizo saber que prácticamente quedaré ciego en un plazo de seis meses o, tal vez, de un año o algo así. Volvió a indicarme que me presentara de vez en cuando para examinar mis ojos.
            Esto es todo cuanto puedo informarle. No es fácil para mí conseguir un certificado por parte del médico; pero, me parece, usted podrá obtenerlo del Departamento de Justicia.
            La Srita. Barsky me pregunta si podría ser tratado por un especialista externo. Esto contravendría las normas que rigen esta institución, y me parece que el Departamento de Justicia es la única autoridad que podría autorizar ese privilegio.
            ¿Sería posible que se me permitiera salir de la cárcel para atender mi enfermedad y ser internado de nuevo en cuanto esté curado?
            Doy mi palabra de que no escaparé, sino que regresaré a la cárcel para purgar mi condena, o parte de ella, porque no creo que viviré lo suficiente para pagar mi deuda a la justicia burguesa.
            En espera de sus noticias, quedo de usted,
atentamente.

Ricardo Flores Magón

1 Harry Weinberger, abogado neoyorquino especializado en derechos de autor, defensor de anarquistas y radicales como Emma Goldman y Alexander Berkman, durante y después de la Primera Guerra Mundial, y consejero legal de la Liga para la Amnistía de los Presos Políticos (League for the Amnesty of Political Prisoners); fue contratado en 1919 por el Comité de Defensa y Alivio de Presos Políticos (Political Prisoners Defense & Relif Committe), con sede Nueva York, para la defensa de los llamados Mártires de Texas  (José M. Rangel, Charles Cline, et al., miembros del PLM condenados a 50 años o más de cárcel a raíz del enfrentamiento que tuvieron con los rangers texanos al pretender ingresar a territorio mexicano en 1913), y posteriormente para ayudar a Ricardo Flores Magón en su búsqueda inicial de un permiso para ser examinado por un especialista exterior, punto de partida de su vínculo.

2 Erma Barsky, seudónimo de Rose Bernstein, anarquista y obrera textil neoyorquina, miembro y posteriormente  funcionaria del Sindicato Internacional de Trabajadores de Ropa  para Damas (International Ladies’ Garment Workers’ Union),  fundó el Comité de Defensa y Alivio de Presos Políticos.

3 véase n. 15