Instrucciones generales a los revolucionarios. (septiembre de 1906)[1]

 

Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano

P.O. Box 584.

St. Louis, Mo.

Septiembre.

 

I. Desde el momento en que cada grupo revolucionario reciba las presentes instrucciones, se prevendrá y estará completamente listo para levantarse cuando la Junta lo ordene, que puede ser de un momento a otro. En todos los casos que adelante se citan, todos y cada uno de los grupos revolucionarios están obligados a levantarse sin tardanza, como puedan y con los elementos que cuenten; si no lo hacen y faltaran así a los compromisos contraídos con la Junta, los responsables incurrirán en la pena de muerte, según lo estipulado con anterioridad.

II. Si estalla en Cananea el levantamiento que en estos momentos se espera, todos y cada uno de los grupos revolucionarios se levantarán inmediatamente, sin esperar más aviso de la Junta.

III. Si no hay levantamiento en Cananea, pero lo hay en otro punto, siendo miembros del Partido Liberal los que lo inicien, se levantarán igualmente todos y cada uno de los grupos revolucionarios sin esperar más aviso de la Junta.

IV. Si la Junta o varios de sus miembros o uno solo de ellos caen en poder del Gobierno de México o del de los Estados Unidos o del de otro país, todos y cada uno de los grupos revolucionarios se levantarán inmediatamente, pues el hecho de la aprehensión de uno o de varios miembros de la Junta significará que el Gobierno se ha apoderado de papeles y datos comprometedores para la causa de la Revolución y los que la sostienen.

V. Si no sucede nada de lo previsto en las cláusulas anteriores, la Junta señalará la fecha en que deba efectuarse el levantamiento general; tanto en este caso como en los anteriores, la Junta cuidará de avisar telegráficamente a los que han de levantarse en los términos que enseguida se detallan. Cuando un grupo deba levantarse, inmediatamente la Junta le dirigirá un telegrama concebido en estos términos: “Mande dinero para la máquina”; se pondrá una firma cualquiera. Al recibo de este telegrama, cada grupo se levantará sin pérdida de tiempo.

Se advierte que no todos los telegramas se pondrán desde la misma oficina, para no despertar sospechas, sino de diversos puntos.

Todos los grupos deben dar desde luego a la Junta una dirección enteramente segura para enviarles estos telegramas cuando llegue el caso, o cualquiera otra correspondencia.

Cuando un grupo esté a punto de ser descubierto por el Gobierno y tema fundadamente ser atropellado, o lo que sea, dirigirá el siguiente telegrama: “Señor Feliciano Pérez. 437 Canal St., New Orleans, LA., E.U.A. Anita muy grave. Avise familia”. Este telegrama será firmado por el Jefe del grupo. Puesto el telegrama, el grupo se levantará en armas antes de sufrir las feroces venganzas de la Dictadura. La Junta al recibir el telegrama, avisará a los demás grupos para que secunden al que se ha levantado, y el movimiento se generalizará rápidamente.

VI. Al levantarse cada grupo, obrará según lo que a continuación se expresa. Lanzará y hará circular en la mayor extensión posible una proclama que justifique su actitud. Los grupos que , y detallada que se expedirá.

“Los liberales de Jiménez a la Nación. Conciudadanos: (…)”[2]

 

 

[1] AHSRE, LE-919.

[2] A continuación se reproduce parcialmente la “Proclama a la Nación”,Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano. Proclama a la Nación. septiembre de 1906.