Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano. Circular (3 de diciembre de 1910)[1]

 

Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano.

El Partido Liberal Mexicano no trabaja por llevar a la Presidencia de la República a ningún hombre. Al pueblo le corresponde nombrar a sus amos si ello le place.

El Partido Liberal Mexicano trabaja por conquistar libertades para el pueblo considerando como la base de todas las libertades la libertad económica.

Como medios para conquistar la libertad económica, el Partido Liberal se propone levantarse en armas contra la tiranía capitalista que oprime y degrada al pueblo mexicano; arrancar de las manos de los capitalistas la tierra que se han apropiado para entregarla a los millones de seres humanos que componen la Nación mexicana sin distinción de sexos; ennoblecer el Trabajo de modo que éste no sea por más tiempo la vergonzosa tarea del presidiario, sino el esfuerzo metódico y sano de hombres y mujeres libres dedicados a la producción de la riqueza social; organización y educación del pueblo productor.

Las reivindicaciones del Partido Liberal son muy amplias y van muy lejos, pero se conforma con obtener para el pueblo en el próximo movimiento armado: pan, instrucción y bienestar para todos —hombres y mujeres— por medio de la toma de posesión de la tierra, de la reducción de las horas de trabajo y el aumento de los salarios. Estos bienes, por sí solos, tendrán el poder de conquistar con más facilidad otros, y después otros más.

El progreso de la humanidad no tiene límites y por esa razón no es posible predecir hasta dónde lleguen las reivindicaciones populares en la insurrección próxima; pero lo menos que puede conquistarse es la tierra sin amos, esto es, que sea para el uso y disfrute de todos. Conseguido esto, los demás amos que queden, los amos de la industria, del comercio y de la política desaparecerán muy pronto por la fuerza misma de las circunstancias.

El Programa del Partido Liberal promulgado por la Junta el primero de julio de 1906 puede quedar reducido a lo siguiente: tierra para todos, pan para todos, libertad para todos.

La Junta hace un llamamiento a todos los hombres y a todas las mujeres que simpatizan con las ideas y los trabajos del Partido Liberal para que se inscriban como miembros del mismo, para lo cual no tienen otra cosa que hacer que firmar el cupón, mandarlo a esta oficina y pagar mensualmente la cuota que se asigne.

Los miembros del Partido Liberal Mexicano no quedan obligados a tomar las armas. Esto lo harán solamente los que voluntariamente se presten a hacerlo.

 

 

 

[1] Regeneración, Los Ángeles, Calif., 4a. época, núm. 14, 3 de diciembre de 1910.